viernes, 19 de octubre de 2007

Relato de mi visita nocturna al hospital

Al principio no pensaba escribir sobre mi visita al hospital para no preocupar a nadie, pero como no paso nada aqui viene el relato para que vivan de cerca la experiencia...El martes pasado luego de un dia agitado de caminata por la ciudad con Pau, llegue a casa a las 6 con la espalda a la miseria (para variar) y un dolor en la panza (precisamene a la izquierda) que no pasaba. Reposo, descanso, eran las unicas alternativas (y no se como poner los acentos con la mac)... asi estuve echada, llego augusto, cocino, y yo seguia echada pero el dolor no pasaba... y si me paraba... peorrrr... asi que luego de un pequenio debate decidimos llamar al medico: a Irving Buterman mi flamante obstetra al que decidimos apodar papa noel (porque es viejo, canoso y blanquito... muy yanqui, pero muuy dulce). En nuestra visita a su consultorio nos habia insistido que llamemos ante cualquier duda, urgencia, pregunta, etcc. pero sinceramente uno duda antes de molestar, sin embargo finalmente lo hicimos (lo hizo augusto en realidad).
Nos atendio una secretaria que nos volvio a pedir todos nuestros datos (para todo hay que llenar primer muchosss formularios y luegooo te atienden) y nos dijo que en un rato nos llamaba el medico. Dicho y hecho a los 3 min llamo el medico, que siguio hablando con augusto y como telefono descompuesto... el medico preguntaba los sintomas, yo se los trasmitia a augusto y augusto traducia... asi hasta que nos dijo que vayamos al hospital, que podia ser una kidney stone (o sea una piedra en el rinion). Asi que a las 11 partimos rumbo al Lenox Hill Hospital, llegamos y yo ya no podia ni caminar del dolor, asi que hice una entraba triunfar en silla de ruedas... luego de preguntar nos mandaron al sexto piso a Labor (y sip uno se olvida pero estoy embarazada), una vez arriba lo mandaron a augusto para abajo a hacer el ingreso (lo que solo significa llenar mas papeles) mientras yo llenaba otros papeles con los datos habituales: seguro medico, social security No., direccion, tel, etc, etc...
Habia terminado los mios, pero Augusto no habia vuelto aun, igualmente vino Mary, una enfermera muy atenta, que me hizo ponerme una bata y una faja, ... para todo esto yo no sabia si nos habian aceptado, o si nos iban a matar con el precio (ronda siempre el mito de que los medicos te van a cobrar mucho por todo... y que no te van a avisar), igualmente el dolor era mayor asi que obedeci las ordenes y fui con Mary.
Me recosto en una camilla y me puso un aparato en la panza para monitorear al bebe, que latia muyy rapidamente y se movia mucho como siempre. Entra otra enfermera y me pregunta si quiero que entre augusto, asi que aparece y me dice que esta todo bien. Y Mary comienza de nuevo el interrogatorio: fecha de parto (o do day), medico, religion?, acepta tranfusiones de sangre, quien toma las decisiones por mi vida si pasa algo, ... y preguntas como esa que te dejan super tranquila.
Se fue Mary, y quedamo augusto y yo (que habia llevado la compu pa no aburrirse)... mientras en la sala de al lado (que nos separaba una cortinita)... se escuchaba... se ve la cabeza... tenes 4 cm de dilatacion... te vas a tener que quedar internada... lo que nos hizo darnos cuenta de que eso era lo que venia... yo para esa altura ya me queria ir a mi casa. Pero bueno... al rato aparecio la doctora de turno con su residente a estudiarme.
Cuestionario nuevamente. Diarrea?, Vomitos?, perdidas? antecedentes familiares?, etc etcc y mis rtas eran todas que no... solo me dolia mucho la panzaa. La doctora le explicaba mientras al residente que mis contracciones eran normales, y que el movimiento del bebe, era normal tambien...que no habia nada para hacer, que me fuera a mi casa y que me acostara...finalmente fue lo que hicimos, con dolor y todo, y con silla de rueda hasta la puerta... volvimos a casa...al llegar el dolor habia pasado y no volvio a aparecer... un gran misterio.

3 comentarios:

Lupe dijo...

Amigaa, qué momento! No será tu cuerpo + ansiedad que necesita saber YA cómo es lo que viene, lo que viene? Qué bueno que no fue nada. Muchos besos!

Fau dijo...

y nunca se sabe... por suerte no volvio a ocurrir

Juanjo dijo...

che.... un bajón que hayas tenido que pasar por eso, de todas formas, no siendo nada importante lo que aconteció y leyendo bastante tiempo después es muy graciosa tu redacción del suceso... las preguntas tranquilizadoras de los médicos, etc.